Escogiendo al peor del año

Escogiendo al peor del año

Este año en particular ha sido muy fructífero y productivo para todos los que seguimos con atención lo que ocurre alrededor de esta incansable industria, que en estos doce últimos meses nos ha deleitado con juegos de los más variados géneros, que coinciden en cuanto a su gran calidad, convirtiendo a este 2011 en un año inolvidable y uno de los más notables  en épocas recientes. Pero claro, no todo es color rosa en este sector del entretenimiento, así que a continuación los dejo con algunos de mis candidatos para el peor del año, ya que como dicen por ahí, hierba mala nunca muere. Bienvenidos…

Hydrophobia

Hydrophobia

Cuando Hydrophobia fue anunciado públicamente, de inmediato se convirtió en un juego más que interesante y prometedor, gracias a su temática de supervivencia en un escenario acuático, tema tan poco explorado y profundizado en años recientes. Desde que se comenzó a dar cobertura al título, allá por el año 2007, sus desarrolladores alabaron su motor gráfico, que había sido creado con la particularidad de ofrecer una simulación extremadamente realista del comportamiento del agua y de los fluidos en general.

Sin embargo, y como ocurre muchas veces en la industria, luego de varios años de desarrollo el juego finalmente llegó a las tiendas de distribución digital sin poder cumplir las expectativas que se habían trazado. Si bien el juego siempre destacó por su notable recreación del agua, no fue acompañado con mecánicas de juego que explotaran dicha característica y sus misiones rápidamente se vuelven aburridas e insípidas. Súmenle a esto el escaso factor de rejugabilidad y tenemos a un juego que prometió mucho pero que finalmente pasó sin pena ni gloria entre los jugadores.

Lectura recomendada: Análisis Hydrophobia Prophecy – Aporreando Mi Teclado

MindJack

MindJack

Square Enix sorprendió a todos cuando el año pasado anunció que se encontraba trabajando en un juego de disparos en tercera persona, alejándose por un momento del género que usualmente muestra en sus creaciones, que son los juegos de rol. Y al igual que ocurrió con la mención anterior, MindJack proponía algunos divertidos elementos, en especial la capacidad del protagonista de apropiarse de las mentes de sus enemigos, pudiendo controlar sus movimientos para su beneficio.

Llegado el momento de su lanzamiento, los jugadores se encontraron frente a un título que partía de una gran idea, pero que estaba había rodeado de tantas malas prácticas, que tras un par de horas se volvía prácticamente injugable. El motor gráfico había sido tan mal optimizado que constantemente había que soportar ralentizaciones y saltos bruscos. La IA de los enemigos deja mucho que desear y para completar el listado de virtudes, cuenta una historia indescifrable que nunca se llega a entender del todo. Quizás el único apartado que se salvaba era el multijugador, pero había tan pocas personas jugando, que era casi imposible poder armar una partida medio decente.

Lectura recomendada: Análisis MindJack – El Pixel Ilustre

Need for Speed: The Run

Need for Speed: The Run

Luego de que EA uniera fuerzas con Criterion para presentarnos el divertido Hot Pursuit el año pasado, muchos pensamos que esto significaba el tan ansiado retorno a las raíces de esta saga de conducción que tuvo un inicio brillante. Luego de la buena acogida que tuvo dicho título, desgraciadamente la franquicia volvió a cambiar su enfoque, cambiando su exitoso concepto de diversión simple y directa, para rodearlo por un remedo de historia, en un inútil intento de darle algo de profundidad al título.

El resultado fue un juego mal optimizado, que cuando funcionaba bien se veía increíblemente detallado en pantalla, pero que sufría de constantes caídas en su framerate, causando desesperación entre quienes se animaban a subirse en alguno de los llamativos modelos de autos que incorporaba el juego. Sumado a esto encontramos su intento desesperado por darle algún trasfondo a las competiciones automovilísticas, característica que bien pudo haber sido suprimida en su totalidad pues no aportaba nada de diversión, y más bien su implementación se antojaba demasiado forzada. Mal año para una franquicia que si bien repuntó en algo en el 2010, ha venido de tumbo en tumbo en años recientes, con productos de dudosa calidad y que hace rato perdió su rumbo e identidad.

Lectura recomendada: Análisis de Need for Speed: The Run – EuroGamer

Thor: God of Thunder

Thor: God of Thunder

Como todos los años, nunca falta el ya usual título basado en una película hollywoodense, que como siempre debe sufrir la mala costumbre de intentar desarrollar un juego con premura, escasez de ideas y mecánicas poco originales, con el único fin de que coincida con el lanzamiento de su homónimo cinematográfico. Este año le tocó el turno al nórdico dios del trueno, que no tuvo suficiente con una regular adaptación a la pantalla grande, sino que tuvo que sufrir también una deslucida versión para consolas.

Tomando ciertos elementos de una excelente franquicia como God of War, sus desarrolladores se encargaron de desvirtuar todo lo bueno de las aventuras de Kratos, para convertirlo en un insustancial y aburrido juego en el que ni siquiera su poderoso protagonista se salva de la quema. Partiendo de unos QTEs encajados a la fuerza, cuya principal función parece ser la de colmar la paciencia del jugador, sumado a unas aburridas secuencias de lucha que se limitan a presionar un par de botones y algunos glitches que por momentos lo hacen injugable. Otra clara muestra de que los juegos armados al apuro y bajo presiones por lo general tienen resultados poco favorables.

Lectura recomendada: [Análisis] Thor: God of Thunder – nivel22

Call of Juarez: The Cartel

Call of Juarez: The Cartel

La franquicia de disparos ambientada en el medio oeste y producida por Ubisoft tuvo una tibia acogida en sus dos primeras ediciones. Call of Juarez, sin embargo, tenía ese particular ingrediente de mostrarnos escenarios tan diferentes a lo que se acostumbra en un FPS, aparte de contar con una maquinaria publicitaria muy fuerte, por lo que llegó a vender cifras nada despreciables, permitiéndole realizar esta tercera parte, la más floja de todas.

En una cuestionada decisión, sus creadores decidieron dejar de lado el viejo oeste norteamericano para dar el salto hasta la actualidad y contarnos el diario vivir en la frontera, donde se libran verdaderas batallas campales entre policías y traficantes de droga. En un principio el argumento tiene ingredientes únicos para hacer un buen juego, pero la historia recibió un desastroso tratamiento, llegando a ser catalogado como un juego incluso racista por las libertades que se tomaba para contar los acontecimientos. Otras características como el desbalance de las armas o la escasa o nula IA de aliados y enemigos terminó sepultando a este título que nunca supo explotar las buenas ideas esbozadas en su planteamiento.

Lectura recomendada: Análisis Call Of Juarez The Cartel – 99redpotions

Mención especial: Duke Nukem Forever

Duke Nukem Forever

Qué decir del buen Duke. Luego de más de una década en desarrollo, el 2011 sería el año señalado para reencontrarnos con las malas palabras, las armas carismáticas, las chicas en paños menores y toda la testosterona que destila este personaje a cada paso. Pero por otro lado y tras largo tiempo en fase de diseño y construcción, el retorno del musculoso badass norteamericano era una verdadera incógnita. Cuando el juego finalmente fue puesto a la venta, de inmediato comenzaron a lloverle las críticas más inmisericordes, y es que hay que reconocer que el juego decepcionó a muchos y definitivamente la espera no valió la pena.

Pero a pesar de todo lo malo del juego, muy en el fondo, todos los fanáticos nos reencontramos con uno de esos anti héroes que tanto le hace falta a la industria en la actualidad. Lleno de sarcasmos, ironía, misoginia e innumerables guiños, no solo a otros videojuegos del género sino a la cultura popular en general, el Duke finalmente está de regreso. De pronto no es el regreso más glamoroso y espectacular, pues hay que reconocer que es un juego malo, quizás uno de los peores del año, pero no se pude negar que tiene personalidad, y eso es algo que muy pocos juegos pueden presumir.

Lecturas recomendadas en ion litio, Anait Games y Feel the Byte.

Escogiendo al peor del año

Así que ahí lo tienen, estos son mis candidatos para lo peor del  año. Muchos podrán diferir o coincidir con los elegidos, pues escoger a los más malos es una tarea igual de difícil que escoger a los mejores. Y ya para despedirme les invito a hacer la reflexión y les pregunto… ¿cuál ha sido el peor videojuego del año?

About these ads

14 Comentarios

  1. No he jugado a ninguno de ellos y precisamente por mas o menos saber que son malos como el infierno xD Este año ha venido calentito con docenas de títulos que más o menos valen la pena, y alguno de estos tarde o temprano lo jugare, pero por ahora tengo juegos ricos para ir pasando el tiempo xD

    Duke Nukem Forever se ha pegado el piñazo guste o no, un juego horrendo a todos los niveles y que espero que se quede muerto y más que muerto de una maldita vez xD Si eso yo pondría por ejemplo el Afterfall Insanity, me lo he acabado hace nada y el juego mezcla géneros y acaba muy mal xD

    Un apunte, los juegos de Thor son horrendos todos salvo el de DS, que no es como estos, sino más bien como un Castlevania y está bastante chulo ^^ Un saludico ^^

  2. Tu lo has dicho, escoger los peores es tan complicado como escoger a los mejores, a veces incluso más!. De los candidatos, a no todos he tenido el “Gusto” de probar. Quizás, por lo que me afecta directamente me quedaría con el señor Duke Nukem Forever, que más debió haber sido Duke Nukem Never!

    Un saludo!

  3. No lo he probado, pero el que muchos ponen como candidato a peor juego del año es Jurassic Park: The Game, aunque todos los que pones tienen sus “méritos” para serlo.

    Por suerte el Thor de DS es mucho mejor que su versión para consolas de sobremesa, un juego de acción al estilo retro de los siempre cumplidores WayForward.

  4. Debo ser rarito pues no sólo me gustó Duke Nukem Forever si no también, atención, ¡MindJack! Efectivamente, no como para pagar 50€ por el, pero he de admitir que me lo pasé pipa jugándolo en cooperativo :P

    Gracias por enlazar mi análisis del DKF en cualquier caso :)

¿Te gustó lo que leíste? Anímate a dejarnos tus impresiones y comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s