Secuelitis aguda

Secuelitis aguda

A propósito de una entrada publicada por nuestros colegas de Orgullogamer, sobre los lanzamientos más jugosos para este 2012, me llamó poderosamente la atención ver que la gran mayoría de los nombrados eran secuelas (llámense segunda o tercera parte) de franquicias cuyo origen se remonta varios años atrás. Incluso si uno se pone a reflexionar en los mejores títulos lanzados el año pasado, se va a encontrar con la misma realidad. Y es que luego de ver la abrumadora cantidad de secuelas o continuaciones que nos depara el futuro, cabe preguntarse: ¿acaso la industria padece de secuelitis aguda?

Para empezar hay que reconocer que este no es un fenómeno nuevo, pues el sector siempre se ha nutrido en base a nuevas entregas de franquicias o sagas que de una u otra manera tuvieron cierta repercusión en su debut. Es más, muchas veces ha ocurrido que dichas continuaciones terminan superando ampliamente a sus antecesores, dejando en evidencia que la palabra secuela no siempre es sinónimo de un producto de inferior calidad con respecto a su antepasado.

Sin embargo, cuando uno se fija en las cifras de ventas, la tendencia nos dice que justamente los videojuegos que más se venden son secuelas. Así que por ese lado, para los grandes estudios parece ser una movida más que lógica apostarle a nuevos capítulos y continuaciones de franquicias cuyo éxito y apoyo ha sido comprobado con anterioridad. Así mismo, creo que no es ninguna locura afirmar que el desarrollo de una secuela implica un esfuerzo menor, pues ya se parte de una base mucho más sólida no solo en cuanto a personajes e historia, sino también en cuanto al apartado gráfico y sonoro y su ambientación.

Secuelitis aguda

En parte esta tendencia es entendible, pues la realidad de esta industria dicta que el éxito de cada lanzamiento, más allá de todo lo bueno que traiga consigo para nosotros los jugadores, se limita a una fría e inobjetable realidad: las ventas. De aquí que el planteamiento de una continuación o de un nuevo capítulo puede resultar como una movida extremadamente rentable para quienes las producen, aunque casi siempre quienes terminan sufriendo las consecuencias son los aficionados, que se deben conformar con una historia continuista, que rara vez implica un giro radical en cuanto a sus mecánicas de juego.

Y me parece que aquí es donde se encuentra el punto álgido de discusión, pues al primar el punto de vista mercantilista de los grandes de la industria, la creatividad, originalidad y dinamismo (tres de las más grandes características y premisas del sector del entretenimiento electrónico), poco a poco se van minando, en favor de una supuesta “evolución” que en muchos casos se limita únicamente a ofrecernos una mejora gráfica, mas no al crecimiento de la experiencia de juego como algo integral.

Siguiendo la misma línea de razonamiento, existe también una excesiva presión por parte de los grandes acreedores de la industria, para que los desarrolladores presenten títulos calificados como “AAA” con bastante premura y apremio. Es evidente que las franquicias más vendedoras en la actualidad siguen reduciendo el tiempo entre entregas, llegando al punto de enfocarlas como series anuales, con el desgaste creativo que implica limitarse a una estructura que muchas veces llega a sobre explotarse, corriendo el riesgo de saturar al jugador, tal como ocurrió con Guitar Hero.

Secuelitis aguda

Todo esto no hace más que relegar a la innovación a un segundo y lejano plano, pues el hecho de atreverse a experimentar con nuevos enfoques, más que entenderse como una oportunidad de crecimiento, es entendido como un obstáculo o un riesgo. De aquí que cada vez se hace más fuerte la impresión de que cada nuevo título ‘mainstream’ no es más que un refrito de conceptos previamente utilizados, estratégicamente ubicados en un bonito empaque, pero que internamente no ofrece nada que no se haya visto con anterioridad.

Es importante también que exijamos más creatividad de la única manera que tenemos a la mano: dejando de comprar productos que se antojan excesivamente repetitivos y clónicos, pues me parece que está claro que los estudios más poderosos seguirán con el flujo inagotable de títulos hasta que seamos los propios usuarios quienes pongamos el alto en el camino.

Si lo que buscamos es experimentar, y conocer que hay más allá de los límites que estos mismos estudios nos imponen, basta con darle una mirada a todo lo que se mueve alrededor de los juegos independientes. Suena como algo contradictorio, pero hoy por hoy, quienes más se la juegan por la innovación y la experimentación, son justamente los estudios más humildes, que tienen a su favor el hecho de no tener que responder a todas estas presiones comerciales que los alejan de la creatividad.

Secuelitis aguda

En nuestra búsqueda constante por nuevas y mejores experiencias audiovisuales, las secuelas siempre se han visto como una oportunidad para mejorar y ciertamente en un gran número de casos, esta premisa se cumple. Pero hay ocasiones en que una buena y genial idea termina corrompiéndose por completo al ser exprimida en exceso. Cantidad no necesariamente es sinónimo de calidad.

About these ads

17 Comentarios

  1. Un panorama interesante de observar sin duda. Mucha secuela, aunque de momento y crucemos los dedos, mantienen el tipo. La pregunta es cuanto tiempo lo mantendrán. Hasta donde llegan las prácticas de exprimir una franquicia hasta que ya no de más pasta, les merece la pena agotar sus propios cartuchos en espera de realizar el siguiente sacrificio con una nueva franquicia.

    Un saludo.
    PD: Muchas gracias por la mención compañeros!!!

  2. Pues a mi no me parecen malas las secuelas, yo personalmente cuando disfruto un juego quiero mas del mismo, el problema es cuando SOLO hay secuelas, pero si se compaginaran bien los lanzamientos de secuelas de sagas establecidas con nuevas IPs todo sería perfecto.

  3. Hablando de secuelas que ya cansan, o poco y nada tienen que ver con sus “origenes”, se me vienen a la mente “Need For Speed”, al que le han dado varias vueltas de tuerca, para volver a los origenes, y luego cambiar de nuevo… cada entrega es peor (ver sino “The Run”).
    Otro que sin ser mala saga, ya perdió su carisma y mi interés es Resident Evil (ya de survival horror nada).

    Un Saludo!

    • El último NFS es muy malo, y ese parece ser el destino de algunas franquicias que comienzan a gran nivel y luego terminan siendo rechazadas por los jugadores. El caso de RE puede que siga el mismo camino, pues la quinta parte dejó serias dudas. Gracias por el comentario compañero, saludos :)

  4. Pingback: All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIII) | Misiongeek

  5. Pingback: All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIII) | Noticias del Cerebro Digital

  6. Pingback: All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIII) - La Isla Buscada

  7. Muy de acuerdo con lo que dices. Personalmente, me gusta seguir una saga, y que crezca cada vez más (como es el caso de Assassin’s Creed), aunque algunas pueden resultar sobreexplotadas si no paran de sacar juegos. Por otra parte, la saga Call of Duty, por ejemplo siempre nos ofrece lo mismo, sin innovar demasiado, aunque cuando sale un nuevo título ahí estamos los consumidores, entre los que me incluyo. ¿Por qué? ¿Por seguir la moda? Hombre, en el fondo gustan, pero un poco de innovación no les vendría nada mal, la verdad.

    Un saludo, pásate por mi blog si te apetece, y me agregas a tus enlaces, también trata de videojuegos y más cosas.

    http://zonaboom.blogspot.com/

    • Lo de Call of Duty me parece algo demasiado forzado, pues se volvió una franquicia anual, al estilo de FIFA o PES. Es verdad que si uno regresa a ver a los títulos más vendedores, en realidad ofrecen poca innovación, y creo que por eso es importante que sigan saliendo nuevas sagas que los reemplacen.

      Gracias por pasarte Alex, tomo nota de tu invitación, un saludo…

  8. A mi no me parece mal que una saga tenga muchas entregas porque si me gusta precisamente lo que quiero es jugar a más entregas, pero el problema es cuando un gran porcentaje de los juegos no es que se parezcan, es que son iguales y genéricos. Ahí es cuando te das cuenta de lo estancada que está la industria y lo poco que se atreven a innovar, pues prefieren tirar por lo seguro y mirar lo que está vendiendo la competencia para hacer más de lo mismo y aprovechar el momento (hola FPS).

    También entiendo que los juegos triple AAA no pueden asumir riesgos y por lo tanto van a ir a lo seguro, pues un solo juego de este tipo que falle a nivel de ventas puede suponer el fin de una compañía tras el coste que desarrollo que ha tenido, con lo cual, como bien has apuntado, al final son las compañías pequeñas y medianas junto a los estudios indie los que han tenido el reto de innovar para poder destacar.

  9. Pingback: All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIII) | Alavaca

  10. En mi opinión no es justo echarle la culpa principal a las compañías. Los consumidores tenemos la misma culpa. A veces las compañías innovan, intentan crear nuevas franquicias. Pero si la gente no responde a juegos nuevos, y en cambio compra sin dudar secuelas, es lógico que las desarrolladores se amolden a esta realidad y apuesten sobre seguro.

    Eso hablando en general. Porque aparte hay un caso particular que es el de las secuelas anuales (FIFA, CoD, etc.) que en estos casos las culpables son claramente las compañías, que buscan exprimir al máximo una marca. (Aunque si el mercado responde, ¿qué tiene de malo aprovecharse?)

    Y tan malo como las secuelas son los ports. Si algo bueno tuvo Wii al quedar “desfasada” con respecto a la competencia, es que obligaba a las desarrolladoras a ser creativas, crear productos pensados en especial para la máquina. Gracias a eso pudimos disfrutar de MADWORLD, de Little King’s Story, de Muramasa, de No More Heroes… Juegos que probablemente no habrían visto la luz en PS3/Xbox 360, porque no hay público para ello o la competencia es mucha.

    Por eso me apena tanto cuando la gente critica indiscriminadamente a Wii por ser tan “inferior” que no se pueden hacer ports, y me da miedo que Wii U sí pueda recibir ports de las otras consolas. ¿De verdad queremos tres consolas con el mismo catálogo? ¿Ports de shooters everywhere? Gracias pero no.

    (Perdona el off-topic, pixfall, pero me ha salido el lado serious business :P)

    • Tu razonamiento tiene mucho sentido, y tristemente hay que reconocer que cada vez se publican menos juegos exclusivos y que se tiene a que todo o casi todo sea multi consola. Hay que ver que ocurre en la próxima generación que comenzará con la Wii U, y como bien remarcas, parece que Nintendo también se va a subir al tren de los ports. Un panorama con sistemas diferentes pero que ejecuten los mismos juegos no parece algo muy divertido para los jugadores.

      En todo caso, gracias por el off-topic. Es algo que no me había puesto a pensar y que complementa lo tratado en el post. Como siempre, gracias por los valiosos comentarios compañero :)

  11. Pingback: La fatiga y las buenas ideas | pixfall - blog de videojuegos de ecuador

¿Te gustó lo que leíste? Anímate a dejarnos tus impresiones y comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s