Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Hablar de consolas de videojuegos perdidas es un tema sumamente interesante para cualquier aficionado al ocio electrónico. Y es que toparse con un artefacto que fue diseñado con la intención de ofrecer entretenimiento y diversión, pero que por azares de la vida nunca pudo construirse, no es noticia de todos los días. Y este fue el caso de Konix Multi-system, que en los papeles ofrecía prestaciones únicas para la época, pero que poco a poco fue decayendo hasta terminar siendo cancelado, sin que haya sido visto en acción.

Sin embargo, la historia de este sistema tiene un final “feliz”, pues los seguidores han logrado conservar algunos de sus títulos, preservándolos para el futuro. Paralelamente también se ha programado un emulador de la consola, con lo que luego de muchísimo tiempo es posible acceder a una visión cercana a lo que ofrecía el sistema a finales de los ochenta. A continuación, una reseña sobre Konix Multi-system: su origen, desarrollo y fracaso, para finalmente cerrar con su emulador y sus ROMS, que nos da la posibilidad de verla en acción. Bienvenidos…

Origen y desarrollo

La firma comercial Konix, de origen británico, adquirió mucha importancia en la década de los ochenta al ser un destacado proveedor de periféricos para los sistemas de entretenimiento de aquel entonces. Uno de sus productos más conocidos fue el mando SpeedKing, compatible con varios sistemas de 8 bits, con lo que adquirió la experiencia necesaria para adentrarse en su próximo proyecto: la creación del periférico definitivo. Bajo el nombre clave de Slipstream, Konix se lanzó de lleno a la fabricación de un periférico versátil, que podía ser modificado para actuar como un volante, una cabina de vuelo o un manubrio de moto. Otra de sus destacadas características sería la de generar vibración en el dispositivo (force feedback), algo inédito para las consolas caseras de la época.

Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Las diferentes disposiciones que ofrecía el sistema

Con el pasar de los meses, Konix se dio cuenta del enorme potencial que tenía su proyecto, por lo que decidieron enfocarlo como un computador diseñado para jugar. Para esto, la empresa se alió con la firma Creative Devices, con el objetivo de diseñar un sistema de juego que se incluiría en el interior del periférico. Tras el acuerdo, trascendió la información sobre un grupo de diseñadores que buscaban un socio para un nuevo hardware, tras haberse separado de Sinclair Research (creadores del ZX81 y ZX Spectrum). De esta manera ambos proyectos fueron fusionados, por lo que Konix Multisystem contaría con las prestaciones del prototipo creado por Flare Technology.

Dicho prototipo, conocido como Flare One, estaba basado en el microprocesador Z80, potenciado con cuatro chips dedicados para hacerle frente a terminales como Commodore Amiga y Atari ST. Contaba con una memoria total de 1 MB, repartidos entre 128k de memoria ROM, 128k de RAM para video y 768k de RAM para el sistema. Permitía mostrar 256 colores simultáneos, mover 3 millones de píxeles por segundo y sonido estéreo en 8 canales. Incluía también un chip que permitía realizar scroll vertical y horizontal por hardware.

Características

Una vez que el acuerdo entre Konix y Flare fue aprobado, se hicieron una serie de cambios al prototipo original. Konix deseaba una arquitectura basada en 16 bits, por lo que se cambió el procesador a un 8086. Así mismo, se exigió que la paleta de colores sea expandida hasta los 4096 colores. Para mantener controlados los costos de fabricación, también se decidió integrar los cuatro chips dedicados en uno solo, y el medio de almacenamiento serían los floppys de 3.5 pulgadas.

Una vez definidas las características técnicas de este sistema híbrido, llegaría la hora de su presentación formal, realizada en 1989. Durante el acto, la Konix Multi-system se presentó como un producto revolucionario, incluyendo soporte MIDI y periféricos como una pistola de luz con force feedback y el conocido como Power Chair, un asiento que simulaba las prestaciones de un mueble arcade, muy al estilo de juegos como After Burner u Out Run. Otro rasgo interesante sería la capacidad de vincular dos sistemas para poder ejecutar partidas multijugador.

Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Uno de los modelos terminados

Los estudios no tardaron en anunciar su participación, comprometiéndose a desarrollar juegos para el nuevo sistema. Así, marcas como Electronic Arts, Ocean, Palace o Psygnosis confirmaron su intención de presentar títulos para Konix Multi-system. Incluso se rumoreó que la propia Lucasfilm estaba muy interesada en el dispositivo, manejando la posibilidad de licenciar el hardware. Lo cierto es que al poco tiempo ya se hablaba de varios juegos exclusivos: Attack of the Mutant Camels (Llamasoft), Hammerfist (Vivid Image), Last Ninja 2 (System 3) y Star Ray (Logotron).

Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Star Ray y Hammerfist, dos de los juegos anunciados

Limitaciones y fracaso comercial

Al poco tiempo de exponerse las bondades del nuevo sistema, comenzaron a aparecer los primeros detractores, que cuestionaban ciertas limitaciones del hardware. Por ejemplo se cuestionó la arquitectura basada en los famosos cuatro chips, pues si bien en el papel eran poderosos, requería de un gran esfuerzo a nivel de programación para sacarles algún provecho. Otro inconveniente con el que se toparon los desarrolladores fue la escasez de memoria RAM, que impedía que los juegos tengan todas las prestaciones que habían planeado sus programadores. Otra consecuencia de esto era que los floppys debían ser leídos constantemente, lo que podía provocar fallos de lectura.

Una constante durante el desarrollo del sistema fue el cambio permanente de las especificaciones, debido a ciertas discrepancias entre Konix y sus asociados. Debido a estas modificaciones, entre las que se incluyó un prototipo con 512 KB de memoria RAM, el desarrollo de los juegos sufrían cambios de un momento a otro, haciendo evidente la falta de contenido jugable para la novel consola.

Los primeros tropiezos financieros para Konix no tardarían en aparecer, pues la fecha de lanzamiento oficial del dispositivo fue cambiada en varias ocasiones, llegando a moverse hasta el año de 1990. Los problemas económicos comenzaron a arreciar, siendo los empleados los primeros afectados. Llegó un punto en el que todo el desarrollo quedó paralizado, ante la necesidad de los programadores de contar con la máquina finalizada, cansados de tantos cambios en sus componentes. Para principios de 1990, trascendió que la compañía había licenciado todo la fabricación de su hardware a Spectravision, uno de sus principales competidores. Esto con la intención de dedicarse de lleno a su proyecto principal, mientras la fecha de lanzamiento fue movida nuevamente hasta finales de año.

Con el pasar de los meses, la situación se volvió cada vez más apretada para Konix. Los retrasos seguían, a pesar de que los medios ya daban por hecho que el sistema estaba listo para salir a la venta. Finalmente, la compañía se quedó sin efectivo, lo que produjo la cancelación inmediata del proyecto Konix Multisystem, sin que se haya comercializado una sola máquina funcional.

Influencia y legado

Luego de la inminente cancelación del proyecto, muchos de los componentes diseñados para el sistema serían usados en otros dispositivos. Por ejemplo, Flare Technology comenzó de inmediato a trabajar en un nuevo prototipo, conocido como Flare Two. Éste fue posteriormente adquirido por Atari, quien usaría esta tecnología como base para su consola Atari Jaguar. También el prototipo inicial (Flare One) fue adquirido por una empresa que construía arcades para juegos de trivia. Algunos drivers de lo que sería el sistema también fueron incluidos en el emulador MAME.

El diseño de la Konix Multi-system también subsistió para las postrimerías, pues la compañía de origen chino MSC (MultiSystem China) lo presentó independientemente bajo el nombre de MSC Super MS-200E Multi-System, aunque el dispositivo era únicamente un periférico genérico, que no incluía ningún tipo de hardware especial en su interior.

Konix Multi-system: la consola británica que no pudo ser

Konix Power Chair

Finalmente, en meses recientes se divulgó la noticia de que un juego no completado que estaba siendo desarrollado para el sistema fue encontrado y preservado. El juego en cuestión es el Attack of the Mutant Camels. Desde entonces los seguidores y fanáticos han estado trabajando en un emulador que refleje de forma más o menos fiel el comportamiento de esta consola que nunca vio la luz. Así que ahora, luego de más de dos décadas desde el fallido lanzamiento de Konix Multi-system, es posible ver a este sistema perdido en acción. Al momento el único juego completo que se puede emular es el Attack of the Mutant Camels, pero confiamos en que los fans publicarán más desarrollos en el futuro.

Pueden encontrar tanto el emulador como la ROM del juego en el siguiente enlace.

Más información en:

6 Comentarios

  1. Nunca había oído hablar de esta consola. Bastante interesante su historia. Aunque he de decir que los juegos no parecen de 16 bits. Como el Attack of the Mutan Camel, todo parecen juegos de los primeros ordenadores mejorados gráficamente, pero no demasiado pulidos. (Sí, ya sé que lo que se ve en el vídeo es software sin terminar.)

  2. Primera noticia que tengo de esta consola con un diseño de lo más curioso, una lastima la de problemas que encontraron durante su desarrollo, aunque la verdad no se si aún habiendo salido hubiera sido un éxito comercial, historias como las de Konix las hay a puñados.

  3. Pingback: Los Recomendados de Otakufreaks (6) | Otakufreaks

  4. Pingback: Los Recomendados de Otakufreaks (6) | Geekzone

¿Te gustó lo que leíste? Anímate a dejarnos tus impresiones y comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s