Análisis Splatterhouse

Desde sus inicios en los años ochenta, la saga Splatterhouse supo levantar mucha polémica tanto por su contenido con altas dosis de violencia, sangre y gore, como por su mecánica, que algunos tildaban de aburrida y repetitiva. Si bien dichas críticas pueden ser ciertas, la primera vez que lo jugué (en una consola TurboGrafx-16) me encantó, porque fue la primera ocasión en la que pude ver en pantalla un título que se atrevió a asustarnos y a acercarnos a esa atmósfera terrorífica y gore que pudimos ver en películas como Viernes 13, Evil Dead o Pesadilla en la calle Elm. Sigue leyendo