Extraño la pantalla de Game Over

A propósito de una entrada publicada en 317words, sobre Mega Man 10 y su elevada dificultad, una de las características de la saga de Capcom, creí necesario escribir en esta ocasión sobre un cambio que se ha ido aplicando de manera bastante sutil pero que a la larga ha cambiado mucho la forma en la que enfrentamos cada uno de los títulos, su dificultad. Y es que es innegable que desde hace algunas generaciones atrás hemos sido testigos de cómo esta industria ha ido poco a poco disminuyendo considerablemente el nivel de dificultad que se requiere para completar la gran mayoría de nuevos productos que se van publicando. Sigue leyendo